Lakabe, la autosuficiencia es posible

06 Feb
por Transición Sostenible, en la categoría Blog, Videos   |  4 Comentarios

No es una leyenda urbana porque Lakabe existe. Desde hace unos años Lakabe es recurrente en el mundillo alternativo como ejemplo de un sueño hecho realidad con mucho tesón, perseverancia e ilusión: un pueblo recuperado en el norte de Nafarroa en un entorno idílico, 100% autosuficiente, en armonía con el entorno, preservando el territorio y ofreciendo una alta calidad de vida a sus habitantes dentro de una filosofía de vida natural.

De forma muy discreta y con un aislamiento voluntario, Lakabe nació en los años 80 cuando unas personas lo encontraron por casualidad buscando cabras perdidas y decidieron okuparlo y rehabilitarlo.

Nadie creyó en ellos y en su aventura de reconstruir y dar vida a uno de tantos pueblos que fueron despoblados en los años 50-60, con presiones externas para generar más mano de obra en las ciudades y con los cantos de sirenas de la felicidad urbana del consumo. Pero consiguieron mucho más que levantar piedras y como vemos, son un extraordinario testimonio de vida alternativa, de ampliar los límites mentales, de enriquecimiento personal superando dificultades y de vida plena y sencilla

Lakabe es uno de los proyectos comunitarios autogestionados con mas história en el Estado Español. Aquí podeis descubris un poco más sobre este interesantísimo proyecto del que tenemos mucho que aprender.

Lakabe, la autosuficiencia es posible from anderixo on Vimeo.

Print Friendly
Tagged , , ,

4 Responses to Lakabe, la autosuficiencia es posible

  1. javi segurado

    Se me plantean dudas irresolubles:
    Primero ¿Y una urgencia médica o una enfermedad seria, cómo la gestionan?
    Segundo: veo tecnología punta solo capaz de ser producida con industria muy compleja (molinos, coches,…)
    Tercero: La poca ropa que usan es seguramente producida en la india o en china
    Lo que quiero mostrar es que si se proponen como ejemplo, por un lado es una renuncia total al mundo, cosa que la mayoría no queremos, y por otro lado son absolutamente dependientes del mundo que rechazan y de la mano de obra barata y explotada del mundo globalizado. Yo diría que hacen lo que hacen gracias a los excedentes de lo que rechazan.
    Para mí un ejemplo de No-Autosuficiencia. Lo siento. Yo los denominaría “consumidores de índice bajo”. Pero consumidores, claro. Es que autosuficientes son los Masai, pero no ellos.

    • pepitogrillo

      Javi…. vengo de vivir en kenia y tanzania… y creéme si te digo, que… todo el mundo utiliza lo que tiene a mano… eso no le quita el mérito… si criticas esa parte, emprende tu mismo una ecoaldea con tus normas…

  2. Mundonuevo

    Me parece una experiencia muy interesante y enriquecedora. Yo viví diez años en el boom de las comunas y no me arrepiento de nada. Los colectivos que quedaron desde esa época hasta la actualidad se pueden contar en España con los dedos de las manos. Como escuela de vida en contacto con la naturaleza son inigualables. Pero también como aprendizaje de grupo, porque la convivencia siempre es el talón de aquiles de todo grupo humano. Las relaciones de poder tienen que pulirse en el día a día para poder formar algo estable y coherente.
    Perdona Javi Segurado, pero se nota mucho que jamás viviste en el campo con un grupo de personas, ni sabes lo que es ni para qué sirve ni qué experimento social representa. El nivel de confort y de tecnología que tengan viene a partir de las decisiones personales de los ocupantes. Que se adapte más o menos a los tiempos que corren, también, aunque no tiene por qué ser inamovible. Después de una currada de muchos años como esta, para reconstruir un pueblo entero piedra a piedra desde las ruinas, pasando bastantes escaseces al principio yo no me veo con autoridad moral para juzgar a nadie. Y menos para compararlos con los Masai u otros pueblos primitivos. Si alguien quiere hacerse bosquimano, pues es libre de irse al Kalahari, otra cosa será que se adapte o lo acepten.
    Lo importante aquí es construir una vida que en sí misma constituye una alternativa a la sociedad industrial moderna, sin todos sus traumas y limitaciones. Para convertir este grupo en una unidad autosuficiente según los que saben de esto hace falta un grupo estable de unas dos mil personas, y eso que se sepa hasta ahora habría que mirar a los Amish o Quákeros, con lo cual tendríamos que hablar de grupos religiosos, que es otro tema muy distinto. Tal como está el planeta, no creo que nadie pueda decir que se ha salido totalmente del “sistema” ni estando por donde el atolón de Mururoa, que viene siendo decir como donde Cristo perdió el mechero, porque precisamente por allí, que en el mapa puedes poner el compás y te salen lo menos mil kilómetros a la civilización más cercana, es donde los franceses ensayaron sus bombitas nucleares, y no creo que sea muy saludable vivir.
    En fin, felicidades a los moradores por su trabajo, seriedad y consistencia. Yo cuando pueda me acerco a saludar personalmente y compartir vivencias, pues deben ser muy ricas.

  3. carmen

    a mi parece una idea estupenda si hay sitio para alguien mas yo me apunto me encantaria vivir en el campo sin tanta tecnologia ni tanta contaminacion

Dejar un comentario